El catalizador purifica los gases de escape de tu vehículo. El platino, el paladio y el rodio son metales preciosos que, depositados dentro de la carcasa del catalizador, estimulan reacciones químicas, durante las cuales los productos de combustión de gasolina tóxicos se convierten en sustancias neutras. En lugar de compuestos de hidrógeno volátiles, monóxido de carbono y óxidos de nitrógeno se liberan a la atmósfera el nitrógeno, vapor de agua y dióxido de carbono.

Ubicación del catalizador en el sistema de escape

Dependiendo del modelo del auto, las reacciones tienen lugar a temperaturas de 300–900 ° C. El catalizador recibe calor de la combustión de gasolina. Cuanto más cerca están ubicados el catalizador y el motor, más energía recibe y más eficientemente funciona.

Otra función del catalizador es igualar el flujo de gases antes del silenciador. Su compleja estructura consiste en un panal de cerámica o metal delgado, ubicado en uno o más compartimientos, reduce la velocidad de flujo y lo suaviza. El silenciador del auto está diseñado teniendo en cuenta este cambio del flujo de gases en el catalizador.

El catalizador está al lado del motor, antes del silenciador, siguiendo la dirección del movimiento de los gases. Además, debe estar lejos de los sistemas del vehículo sensibles al calor.

¿Dónde se encuentra el catalizador?

Los primeros convertidores catalíticos estaban ubicados en el tubo de escape. Para cumplir con la norma ambiental anterior Euro-2 y sus análogos en otras regiones del mundo, no se requerían temperaturas muy altas, por lo que los diseñadores a menudo colocaban el catalizador a una distancia considerable del motor.

La carcasa del catalizador es mucho más ancha que el tubo de escape, entonces sobresalía y a menudo chocaba con los objetos de afuera. La ubicación externa a menudo condujo a la deformación mecánica del catalizador o su desprendimiento al golpear un obstáculo a alta velocidad.

Con el tiempo, los estándares ambientales acerca de la cantidad de sustancias tóxicas en los gases de escape se han vuelto cada vez más estrictos, lo que ha llevado a un aumento de la carga en el catalizador. Altas temperaturas y dimensiones significativas del catalizador son necesarias para acomodar los panales con un área activa suficiente.

El peligro de daños mecánicos y la necesidad de aumentar el grado de limpieza llevaron a los diseñadores a mover el catalizador dentro del auto. En mayoría de los coches en circulación en 2020, el catalizador está oculto en el compartimiento del motor. Hay tres tipos principales de su diseño:

  • en el tubo de escape antes del silenciador siguiendo la dirección de los gases;

  • inmediatamente después del colector de escape en una conexión desmontable;

  • directamente integrado en el colector.

Algunos vehículos tienen múltiples catalizadores instalados para una limpieza mejor . Algunos modelos KIA tienen un pequeño convertidor catalítico en el tubo de escape después de uno principal, ubicado directamente en el tubo múltiple. También hay diseños con disposición de varios convertidores catalíticos independientes en el colector.

Es posible que el catalizador esté detrás de láminas de aislamiento térmico adicional, el acceso también puede complicarse por la ubicación de otros componentes del vehículo.

Pros y contras de diferentes tipos de colocación de un catalizador

Los convertidores catalíticos más fáciles de reemplazar son los que están ubicados en el tubo de escape fuera del auto. Son visibles y pueden ser removidos por un automovilista experimentado. Para desarmar las conexiones que se adhieren después de un largo recorrido, se utilizan soluciones especiales o el catalizador se corta del tubo. En algunos casos, un catalizador ligeramente contaminado con panales sin fundir e intactos se puede lavar con el líquido para limpiar carburadores u otros compuestos, restaurando su funcionalidad.

Una fuerte disminución en la temperatura del catalizador externo causada por agua o nieve conduce a la terminación de la reacción, la formación de sedimentos y su destrucción.

También es posible quitar el catalizador unido al colector de escape sin daños mecánicos. Las conexiones pegadas requieren desmontaje en un taller. Al estar más cerca del motor, convertidores son más susceptibles a la destrucción y al derretimiento de los panales. La cerámica comienza a derretirse al alcanzar los 1000 ° C. Esto se ve facilitado por los problemas con el funcionamiento del motor o de la bujía que provocan fallas de encendido. El petróleo no quemado ingresa al catalizador, se enciende con un encendido exitoso, destruye el panal con una microexplosión y lo derrite.

Los catalizadores integrados en el colector de escape presentan un riesgo de deterioro aún mayor. Son instalados en una salida muy ensanchada. Es más probable que tales neutralizadores de gases fallen, incluso con bajo kilometraje. No es raro que los conductores los retiren para evitar daños que produce cerámica en la superficie del cilindro, disminución de potencia y otros problemas. Este catalizador es difícil de desmontar, lo extraen cortando la carcasa.

Sustitución del catalizador

La falla de los neutralizadores de gas como resultado del uso de combustible de baja calidad, la conducción brusca en carreteras en mal estado, el mal funcionamiento del motor y el encendido crea problemas significativos en la operación del auto. Los gases, al no tener una sección transversal suficiente para salir, diluyen la mezcla de combustible y reducen su eficiencia. Por eso, el motor pierde potencia, no aumenta la velocidad por encima de cierto valor, el auto arranca mal y a menudo se detiene inmediatamente después de arrancar. Los gases ingresan al interior del coche.

La limpieza de los gases de escape no se realiza sin un catalizador. El funcionamiento del auto causa daños importantes al medio ambiente y, sobre todo, a la salud del conductor. El precio de un nuevo catalizador patentado es significativo, lo que lleva a los conductores a instalar uno falso o un parallamas. Estos dispositivos actúan como un pre-resonador, evitando la destrucción acelerada del silenciador y el aumento de ruido, pero no hacen que el escape sea más limpio.

Un catalizador universal representa un compromiso calidad-precio. Estas unidades son más baratas, los modelos en el mercado en 2020 incluso cumplen con los estándares ambientales de Euro-4 y Euro-5. Se puede vender un catalizador dañado para extraer metales preciosos. El catalizador purifica los gases de escape de los autos y mantiene saludables a los residentes urbanos.