¿Cuáles son los síntomas de un catalizador dañado?

Sabemos que la contaminación ambiental es un tema que ha estado siempre a lo largo del tiempo; gracias a factores como la quema o la tala de árboles, las grandes fábricas e industrias que hay en todo el mundo y el uso constante de vehículos automotores contaminantes que no tienen un catalizador.

Pero ¿y si supieras que hay una forma de ayudar al medio ambiente, usando un dispositivo que no es perjudicial y que es especialmente diseñado para tu automóvil? ¿Y si supieras lo importante que es tener en tu auto un catalizador funcional?

¿Qué es un catalizador?

Un catalizador es un dispositivo o elemento localizado en el sistema de escape de un vehículo; hecho de platino, rodio y paladio con una estructura en forma de panal y un centro de cerámica. Su función principal es la de reducir o disminuir la contaminación producida por la expulsión de los gases contaminantes.

Químicamente hablando un catalizador es un proceso que proviene del nombre “catálisis” el cual se encarga de utilizar una sustancia química que provoca la oxidación de todo gas nocivo, transformándolo en agua, nitrógeno y oxígeno.

En otras palabras, un catalizador transforma los gases usando altas temperaturas que circulan dentro del mismo, logrando que el monóxido de carbono se convierta en dióxido de carbono (CO a CO2) y que los hidrocarburos se conviertan en agua.

Todo este proceso del catalizador es considerado de manera parcial, pues ayuda enormemente a que los gases expulsados por los vehículos no sean dañinos para el planeta entero, transformándolos en gases nobles o inertes.

¿Cada cuánto se repara un catalizador?

Es necesario que toda persona que tenga pensado usar o que use un catalizador entienda que debe estar revisándolo periódicamente, manteniendo en buen estado varios elementos del motor como las bujías y la sonda lambda instalada en la vía de escape, pues esta se encarga de regular la mezcla de aire y de combustible.

Este dispositivo se cambia, repara o sustituye de forma frecuente en los talleres de reparación automotriz; esto es porque llega un momento en que el catalizador acumula excesivas cantidades de gases que ya no puede eliminar.

Sin embargo, es importante averiguar el costo de la reparación de un catalizador e ir a un taller donde haya mano de obra calificada. Ya que es mejor que un experto lo revise por ti y verifique su estado, pues podría ser necesario que se tenga que cambiar completamente.

Existen ciertas ventajas y desventajas al momento de usar un catalizador, dependiendo del caso y como mejor le parezca a cada persona:

Ventajas y desventajas de utilizar un catalizador en tu automóvil

Ventajas de mantener un catalizador en tu vehículo:

1. Depura gases nocivos transformándolos en unos menos tóxicos.

2. Libera contaminantes que son menos dañinos para el medio ambiente.

3. Mejora la calidad de vida del ser humano, así como ayuda al ambiente y al planeta.

Desventajas de usar un catalizador en tu vehículo:

1. Los gases pueden salir más rápido y en altos niveles, contaminando el aire.

2. Permite que el propulsor trabaje mejor y más fácil.

3. Una mala manipulación o incorrecta instalación de un catalizador puede causar fallos en el vehículo a nivel general.

¿Cuáles son los síntomas de un catalizador dañado?

Los síntomas de un catalizador dañado dependen del tipo de automóvil que la persona tenga y de las características del mismo, con esto se podrán notar todos los fallos en cuanto a rendimiento del motor, impidiendo aumento de la velocidad máxima y que acelere correctamente.

Cuando esto suceda también notarás que al vehículo le falta potencia y el motor se recalentará rápidamente, esto usualmente sucede por la obstrucción del catalizador, en ese momento debes llevarlo a un taller y repararlo o, en su defecto, comprar uno nuevo y cambiarlo.

En el momento suelen aparecer ruidos o crujidos metálicos en la parte inferior del automóvil, esto indica que el panel de cerámica que se encuentra dentro del catalizador está fracturado, por lo que la transformación de gases ya no será del todo adecuada.

Es importante estar pendiente de si sale un humo denso, con un olor poco inusual y de color negro cerca de la salida del tubo de escape, esto indica que el catalizador puede estar dañado o en mal estado.

Si tu catalizador presenta todas estas fallas, es mejor que lo lleves a un taller y que lo revise un experto en mecánica, pues la reparación de un catalizador es un tanto avanzada. Sin embargo, si tienes las herramientas, las instrucciones o los limpiadores especiales para liberar el hollín también puedes hacerlo manualmente.

Ten en cuenta que vender un catalizador usado o dañado no es para nada recomendable; así que una vez que hayas retirado la pieza dañada lo mejor será desecharla o venderla como chatarra.