En los catalizadores de autos se producen reacciones químicas, durante las cuales las sustancias tóxicas se convierten en inofensivas. Para acelerarlos, se utilizan metales preciosos del grupo del platino: paladio, rodio, platino. Su fina capa se aplica al monolito de cerámica o metal que llena el volumen interno de los catalizadores. El elevado costo de los platinoides en el mercado, aumento rápido en su precio en 2020, así como la pequeña cantidad de estos metales en la naturaleza, hacen que su extracción de catalizadores usados sea rentable.

Venta de catalizadores para reciclaje

No es rentable extraer los metales preciosos de los catalizadores por sí mismo debido a los altos costos de equipos, reactivos e instalaciones. Solo se pueden extraer de 1 a 4 g de platinoides de un catalizador, pero este proceso requiere equipo térmico, electrolítico y químico, así como disolventes a base de ácido y las condiciones adecuadas (los ácidos corroen fácilmente las cerámicas domésticas y otros objetos). Es aconsejable entregar catalizadores para su procesamiento a empresas especializadas para recibir una cantidad de dinero significativa sin esfuerzos adicionales. El precio de catalizadores usados depende de:

  • marca, modelo y año de fabricación del coche;

  • clase de vehículo, potencia del motor, combustible utilizado;

  • país de fabricación y mercado objetivo;

  • estado técnico de catalizadores, kilometraje;

  • el contenido de metales en catalizadores y su peso.

Los requisitos medioambientales para la composición de los gases de escape se han vuelto más estrictos desde su introducción a principios de los años 90 del siglo XX. La limpieza requiere catalizadores más potentes, lo que significa un aumento en su área activa. Los modelos de autos más nuevos tienen un contenido de platino y paladio mucho más alto.

Los diferentes países tienen diferentes requisitos para las emisiones de los vehículos. Los fabricantes ahorran razonablemente en la producción de catalizadores costosos, lanzando modelos según el mercado de ventas. Además de los requisitos de limpieza, la calidad del combustible y las carreteras del país afectan el diseño de los catalizadores, y también se tiene en cuenta el estilo de conducción más común. Los requisitos para el diseño, la fabricación de vehículos y la cultura de montaje también difieren.

La potencia del motor afecta directamente al tamaño de la estructura interna de catalizadores. Para procesar un mayor volumen de gases de escape por unidad de tiempo, se necesita una gran área activa y una gran masa de sustancias catalíticas. Los catalizadores de camiones son los más caros. Un coche de mejor clase proporciona una limpieza de escape más completa. Los modelos de lujo están equipados con catalizadores más costosos. La composición química del monolito se puede determinar con unos analizadores portátiles de mano durante la venta de catalizadores.

¿Qué hacen con los catalizadores usados? — Foto № 1 | AutoCatalyst Market

La primera etapa de reciclaje de catalizadores

En la etapa de entrega, el núcleo de catalizadores se retira y se pesa. Cuando se trata del peso de los catalizadores, nos referimos a la masa del monolito extraído. El dispositivo de análisis express mide el contenido de los metales deseados en él.

Luego, las materias primas secundarias se clasifican en categorías según la composición química y la prevalencia de ciertos componentes. Las masas resultantes se pesan y se envían a moler.

Molinos especiales muelen monolitos de catalizadores y mezclan partículas para obtener una composición homogénea. Después de eso, se toman muestras de la masa resultante y continúan molerla hasta que se convierte en polvo. Utilizando análisis de fluorescencia de rayos X, se obtiene información precisa sobre la composición química y la masa se transfiere para su reciclaje.

¿Qué hacen con los catalizadores usados? — Foto № 2 | AutoCatalyst Market

Métodos de extracción de metales preciosos de catalizadores

Las tecnologías para la extracción de metales preciosos de catalizadores se pueden dividir en químicas, galvánicas y térmicas. El proceso tecnológico puede basarse en uno de los métodos o combinarlos.

Durante la lixiviación (refinación) materias primas en forma de polvo, suspensión o monolito completo se colocan en un concentrado de ácido clorhídrico y nítrico, que destruye todas las impurezas excepto los metales preciosos. En la opción sin trituración del monolito de catalizadores, lo tratan con ácido clorhídrico gaseoso para una penetración profunda de la sustancia en las células.

Al disolver los monolitos de catalizadores con la ayuda de "aqua regia", se obtienen platino y paladio suficientemente puros. Para aislarlos, la solución se trata con cloruro de amonio, obteniendo sedimentos de sal, que se aíslan y de ellos se recuperan los metales mediante una solución de ácido fórmico y ácido clorhídrico. El metal de alta pureza se obtiene después de calentar y secar a 100 ° C.

La cloración permite la formación de ácidos estables con la participación de platino y paladio utilizando una solución acuosa de cloro. Los metales se extraen fácilmente de los compuestos resultantes.

Durante la fluoración, la materia prima se calienta hasta 500 ° C y se trata con flúor. Como resultado obtienen paladio con un poco de flúor.

El método galvánico consiste en la separación de metales mediante una corriente eléctrica que pasa a través de una solución, destruyendo otros compuestos.

Para fusionar los platinoides del relleno de catalizadores y separarlos del sedimento, se utilizan hornos industriales a temperaturas de 1700 ° C a 3000 ° C.

Vender catalizadores para reciclaje permitirá no solo ganar dinero, sino también reponer las reservas de metales preciosos que son poco común en la naturaleza, pero tan necesarios para limpiar el aire en las ciudades.